BÚSQUEDA DE TRABAJO

Tipos de Contrato

Tipos de Contrato

Para vincularte a una empresa deberás suscribir un contrato con ella. Éste  es un documento formal firmado por ti y tu empleador, que acredita tu condición de empleado. Según las características del trabajo que vas a desempeñar, existen distintos tipos de contratos a los cuáles puedes suscribir.

  1. Contrato A Plazo Fijo: Establece una fecha de inicio y de término del trabajo a desempeñar. Este tipo de contrato puede ser renovado, pero no puede prolongarse por más de dos años. Muchas empresas acostumbran a contratar por tres meses bajo el formato plazo fijo y renovar el acuerdo por otros tres meses. Eso es legal, pero al cabo de ese tiempo el trabajador debe continuar con contrato indefinido o ser desvinculado de la empresa.
  2. Contrato Indefinido: No tiene definido cuándo llegará a su término, por lo que da al empleado una situación más estable dentro de la empresa. El vínculo con ésta finaliza con la renuncia, el despido o la muerte del trabajador. Pese a que se mantiene en el tiempo, este tipo de contratos debe ser actualizado una vez al año.
  3. Contrato por Faena: Se usa para trabajos específicos, donde tras la ejecución del mismo el empleado queda sin trabajo, pues ya cumplió su función. Por lo mismo, el contrato no puede ser renovado, sin perjuicio que la persona vuelva a suscribir un contrato con la misma empresa para realizar otra labor.
  4. Contrato Freelance: Si eres un trabajador independiente  y una empresa solicita tus servicios, puedes firmar este tipo de contrato. En él, se detalla el trabajo puntual que vas a realizar y la duración del mismo. Éste documento sirve para proteger a ambas partes, tanto empleador como empleado, de los problemas que pudieran surgir en la ejecución del empleo. En este caso, el empleador no tiene obligación de pagar tus cotizaciones previsionales y de seguridad social, ya que probablemente el pago de este servicio se realice a través de una boleta de honorarios.
  5. Contratos por Jornada Parcial: convencionalmente se conocen como trabajos part- time. Sin embargo, en la Ley del Trabajo lo describe como Jornada Parcial, la cual tiene como requisito no superar las 30 horas de trabajo semanales. Como referencia la jornada laboral completa es de 45 horas semanales.
  6. Boleta de honorarios: si bien NO es un contrato de trabajo, se utiliza con frecuencia para pagos de trabajos específicos y por un tiempo que no exceda los tres meses. Éste se rige por normas civiles y no por leyes laborales. Por lo tanto, el empleador no paga las cotizaciones previsionales y de seguridad social. Quien presta el servicio debe realizar el pago oportuno de sus cotizaciones. Para la  persona contratada a honorarios tampoco tienen efecto las normas relativas al ingreso mínimo mensual, a los descansos y a la negociación colectiva, entre otros. Para trabajar bajo esta modalidad se debe contar con boletas, las cuáles pueden activarse por medio del Servicio de Impuestos Internos (www.sii.cl).