BÚSQUEDA DE TRABAJO

Primer día de Trabajo

Consejos para el Primer día de Trabajo

El primer día de trabajo genera varios sentimientos. Por un lado la alegría de haber sido seleccionado y empezar un nuevo desafío laboral y por otro, nerviosismo por empezar un proyecto desconocido. Para enfrentar este “primer día” y salir airoso, te damos diez consejos que te ayudarán a estar más relajado. ¡Mucho éxito!

  • Evita llegar atrasado, sal con anticipación en la mañana. Intenta descansar bien la noche anterior, para que llegues con buen ánimo y la mente descansada. En tu primer día, muestra toda tu vitalidad y actitud positiva.
  • La vestimenta es fundamental. Preocúpate de ir vestido acorde a las características de tu trabajo. Procura siempre tener una presentación personal impecable.
  • No te abrumes con el exceso de información. En un solo día recibirás mucha información. Cuando llegues pide a la persona que te reciba que te presente a quienes trabajarán contigo. Presta especial atención al nombre de tus compañeros de trabajo y sus cargos, además de la explicación de cuáles serán tus funciones. Recuerda sonreír y saludar amablemente te ayudará a dejar una buena primera impresión.
  • Muestra flexibilidad. Reacciona bien si es que no está listo tu puesto de trabajo. Es frecuente que esto ocurra, ya que tanto para ti como para ellos el inicio de un trabajo genera un proceso de adaptación por ambos lados. Enfrenta esta situación con comprensión, paciencia y buena disposición.
  • Anota todo lo que te parezca importante. Ten a mano un block de apuntes o cuaderno y un lápiz, para que puedas escribir las cosas que te parezcan relevantes, desde los nombres de tus compañeros, hasta los horarios de la cafetería. Así, te despreocuparás de olvidarlos y podrás poner atención a otros asuntos.
  • Ante la duda, pregunta. Consulta si te harán una inducción para informarte de otros departamentos de la empresa y los procesos que se usan en la misma. Si tienes dudas respecto de aspectos puntuales de tu trabajo, este es el mejor momento para consultar.
  • Escucha mucho y habla poco. No seas soberbio y pienses que eres el que todo lo sabe, debes estar atento a toda la información que te den. No temas dar tus opiniones, cuando creas que estás aportando con algo interesante. La creatividad es bien valorada.
  • Ten una actitud amable y entusiasta. Para que generes un buen ambiente de trabajo debes escuchar con atención lo que otros tengan para decirte, mostrar preocupación por los miembros de tu equipo y no hablar mal de nadie a sus espaldas.
  • No te aísles. Guarda los audífonos y la música para otra ocasión. Aprovecha de sociabilizar con tus compañeros. Es importante que empieces de a poco a ser parte de la dinámica laboral.
  • Guarda las zapatillas de clavo. No seas el primero en irte al finalizar la jornada de trabajo. Siempre es positivo preguntar antes de irte, si necesitan que los ayudes en algo. Muestra una actitud proactiva.