BÚSQUEDA DE TRABAJO

EntrevistaLaboral

Entrevista Laboral: "El momento clave para marcar la diferencia"

Si tu currículum vitae causó una buena impresión, lo más probable es que  la empresa a la cual postulaste, te contacte en los próximos días -vía email o telefónicamente- para concertar una entrevista formal de trabajo.

En esta instancia, los encargados del proceso de selección, querrán profundizar temas como tu experiencia laboral, las áreas en las cuales te has destacado y conocer tu personalidad para determinar cuánto te ajustas al perfil del cargo y los valores corporativos de la empresa.

Bajo este contexto, el Ejecutivo de Empleabilidad INACAP, Sebastián Olivos, recomienda “enfrentar la entrevista de trabajo tranquilo y con seguridad, ya que tendrás las oportunidad de acercarte a tu eventual empleador. Para lograr esa actitud positiva es fundamental conocerse bien a uno mismo e informarse de la empresa a la cual esperas ingresar, estos pequeños detalles pueden marcar la diferencia en relación a otros postulantes”, asegura.

Descubre aquí algunos consejos para afrontar una entrevista de trabajo:

¡Conócete!

  • Es importante que tengas claro cuáles son tus cualidades tanto personales como profesionales, las que te pueden distinguir de otros candidatos. También debes identificar tus debilidades para trabajar en ellas.
  • Reconoce tus intereses o motivaciones, para que puedas sacar lo mejor de ti en el desarrollo de un trabajo.
  • En la entrevista, procura que las respuestas sean honestas, claras y precisas, evita las ambigüedades o generalidades. Recuerda que la idea es que te destaques.

¡Infórmate!

  • Al momento de la entrevista, es fundamental que manejes algunos datos básicos de empresa a las cual postulas, por ejemplo, su nombre completo no sólo la sigla, su rubro, tamaño, si es nacional o extranjera, entre otros.
  • Lee con atención su misión y visión corporativa, esto demostrará un interés genuino por el cargo al cual postulas.
  • Conoce sus productos o servicios, ya que si te preguntan por alguno generarás cercanía con el entrevistador.

CONSEJOS PARA EL ÉXITO: DA LO MEJOR DE TI

  1. ¿Qué me preguntarán? Durante la entrevista de trabajo querrán indagar en tu experiencia profesional, tus cualidades personales, tu interés por el cargo y por trabajar en la empresa a la cual postulas. Algunas de las preguntas frecuentes en las entrevistas son:
    • Habla de ti, ¿cuáles son tus fortalezas y debilidades? ¿Qué te diferencia del resto?
    • ¿Cómo has conseguido resolver situaciones difíciles? ¿Qué decisiones difíciles has tenido que tomar en el pasado?
    • ¿Cómo reaccionas ante situaciones de presión? ¿Cómo eres adaptándote a los cambios?
    • ¿Eres mejor trabajando en equipo o solo? ¿Te resulta fácil adaptarte a nuevos grupos?
    • ¿Cuál fue la experiencia más satisfactoria durante tus estudios?
    • ¿Qué seminarios o cursos complementarios has realizado?
    • Sobre tus trabajos anteriores, ¿qué funciones desempeñabas? ¿cuál era tu relación con tus compañeros de trabajo? ¿Cuál ha sido tu mayor éxito profesional?
    • Sobre tu interés por el cargo, ¿qué sabes de la empresa? ¿qué sabes del cargo al cual postulas? ¿Por qué te interesa trabajar en ella? ¿Por qué crees que sería un aporte para la empresa? ¿Cómo te proyectas dentro de cinco o diez años más?
  2. ¿Cómo me veo?: tan importante como lo que puedes decir, es lo que transmites con tu vestimenta. Recuerda: ¡Todo comunica!

    Es muy importante que te preocupes por la ropa que usarás, para no comunicar algo que no quieres. Ir bien vestido es fundamental. No olvides que la imagen dice mucho de ti, así que preocúpate de destacar con ella que eres profesional y una persona de confianza. No desvíes la atención con tu ropa, sé sobrio, el foco de la entrevista eres tú.

    • Prefiere los colores conservadores, como el azul o el gris, si el cargo al que postulas es más tradicional. Ten más libertad si postulas a uno creativo, como en publicidad.
    • Usa camisas en vez de poleras. Si la situación lo amerita, lleva corbata.
    • No te pongas sandalias. Es demasiado informal.
    • Evita las chaquetas de cuero.
    • Si eres mujer usa un maquillaje discreto y no abuses de las joyas. Menos es más. 
    • Cambia la apariencia de tu forma de vestir en una segunda entrevista, cambiando el color de tu blusa, camisa, o corbata.
  3. El éxito es actitud: debes poner atención en lo que quieres transmitir, por lo que es fundamental que te expreses correctamente, que mantengas una actitud positiva y cuides el lenguaje corporal.

    Por ejemplo, debes estar tranquilo y relajado, pero no echado en la silla, siéntate derecho y mirando con amabilidad y de frente al entrevistador. Mirar a los ojos será signo de que estás atento y transmitirás seguridad.

    Muchas veces el entrevistador te pondrá a prueba y querrá hacerte sentir en aprietos, demuestra autocontrol, seguridad, confianza. Sin importar si te sentiste incómodo en algún momento con las preguntas que te hicieron, debes agradecer siempre por la oportunidad.

    Ten una actitud cordial y amena, pero cuidado con hablar demasiado, recuerda que estás en una entrevista de trabajo. Te aconsejamos:

    • Decir siempre la verdad.
    • No usar palabras rebuscadas que no manejes bien. Podrías decir algo que en realidad no quieres expresar.
    • No respondas con evasivas ni con monosílabos.
    • No expreses dudas sobre tu capacidad. Si es que las tienes, sin ser soberbio, di que será un desafío que te motiva afrontar.
    • Muestra entusiasmo por el trabajo, pero no lo supliques.
    • Nunca hables mal de las empresas donde has trabajado.
    • No te niegues a responder preguntas. Sin embargo está atento a preguntas que no correspondan a una entrevista de trabajo. Usa tu criterio.  
    • Dale valor a tus experiencias laborales.
  4. ¡No, no cometas ese error!: nadie es perfecto y, por lo tanto, nunca saldrán las cosas de esa manera. Sin embargo, cuando postulas a un trabajo que realmente te interesa tienes que preocuparte de evitar la mayor cantidad de errores. Las faltas que jamás debes cometer son:
    • Ser impuntual.
    • Desconocer con quien conversarás. Debes saber el nombre y cargo de la persona que te entrevistará.
    • Presentarse mal vestido o desarreglado, debes proyectar una imagen profesional.
    • Ir acompañado. La entrevista de trabajo es personal, debes demostrar que eres autónomo e independiente. No vayas con amigos o familiares.
    • Generar interrupciones: apaga el celular, toma agua y anda al baño antes de la entrevista, si es que lo necesitas.
    • Mostrar exceso de nervios o ansiedad. Debes evitar, por ejemplo, gestos como comerte las uñas, o moverte inquieto en la silla.
    • No mires el reloj constantemente, no debes estar preocupado del tiempo, lo más importante es la entrevista.
    • Tener una actitud pesimista o negativa.
    • No preguntes solo por el sueldo. Limitarse a lo económico es una mala señal. La entrevista no es la instancia para negociar.
    • Fumar o preguntar si puedes hacerlo.
    • Tutear si no te dicen que lo hagas.
    • Acercarse mucho al entrevistador.
    • Poner los codos sobre la mesa.
    • Tomar algo que esté sobre la mesa que no te pertenezca.
    • Aceptar bebidas alcohólicas aunque te las ofrezcan.